Etiqueta: Restaurante gallego

6. Jun_Productos_temporada_blog_saraiba

¿Qué comer según la temporada del año?

¿No os pasa que cuando hace frío solamente os apetece comer algo calentito y cuando hace calor algo refrescante?

En definitiva, no solemos comer los mismos alimentos durante todo el año. Es obvio que existen excepciones, como la carne o el pescado que suele apetecer siempre, pero aquí os dejamos los alimentos que mejor se adaptan a cada estación del año.

Productos de temporada en otoño

Las setas y los hongos se convierten en la novedad de esta temporada. En Saraiba somos expertos en este tipo de productos y nos encanta un buen revuelto de setas. Los acompañan verduras como berenjenas, acelgas, boniatos, coles, pimientos y zanahorias. En cuanto a la fruta, optamos por caquis, granadas, castañas, higos, uvas membrillo y chirimoyas.

Productos de temporada en invierno

Aunque las frutas no crecen igual durante esta estación, el cuerpo humano igualmente necesita sus vitaminas. Además, vienen muy bien para prevenir constipados e infecciones. La mandarina, naranja y kiwi son nuestras favoritas para estas fechas.

Las alcachofas son benignas para reducir la retención de líquidos y el colesterol y en Saraiba están para chuparte los dedos. Otras verduras de temporada son las calabazas, las endibias, la lechuga y la escarola.

Pescados y carnes también acaparan el protagonismo. Como pueden ser el conejo, el pato, el gallo, las almejas, la lubina y la codorniz entre muchos otros.

Productos de temporada en primavera

Al ser época de caza, encontramos carnes como liebre, codorniz y conejo de monte. Los pescados más destacados son el atún, anchoas, bacalao, rape, congrio, jureles, sardina, caballa, lenguado.

Al cocinar la carne o pescado, recomendamos acompañarla de espárragos verdes, guisantes, rábanos, puerros, habas y calabaza de temporada.

Pasando al postre, las frutas de la primavera son las fresas, nectarinas, nísperos, albaricoques y arándanos.

Productos de temporada en verano

En verano buscamos los alimentos que nos puedan refrescar. Es por eso por lo que acudimos a fruta como melón, sandía, ciruela, frambuesa, paraguaya, albaricoque o melocotón.

Lo que recomiendan en esta época es consumir pescados azules como el atún o las sardinas, acompañándolos por ejemplo de tomate, remolacha o judías.

En Saraiba te ofrecemos productos de temporada de calidad, actualizando la carta cada temporada.

¿Quieres saber qué platos especiales tenemos preparados para este verano? ¡No dudes en consultarnos!

Nuestros “Fuera de Carta” siempre incluyen productos de temporada. Reserva mesa y disfruta de ellos.

5. Mayo_8_Marisco_blog_saraiba

8 cosas que no sabías sobre el marisco gallego

¿Quién dice que sólo se puede comer marisco en Navidad? La mayoría de las personas asocian el consumo del marisco a festividades o celebraciones debido a su alto valor económico. Galicia es la excepción.

Hay muchos factores que influyen en que el marisco gallego sea el mejor. ¿Quieres conocer algunos?

  1. En As Rías Baixas es donde se exporta el marisco más barato y de mejor calidad. Estas ocupan casi toda la costa de Pontevedra y parte de la costa oeste de La Coruña.
  1. La vieira es el símbolo del peregrino del Camino de Santiago. Con un color violeta intenso, bordes ondulados y la valva superior casi plana, este alimento se asocia en muchas culturas con el nacimiento, la buena suerte y la fecundidad.
  1. El mejillón gallego se considera el producto estrella en España. El 97% de la producción española del mejillón se origina en Galicia, siendo su facturación el 93% del total.
  1. ¿Tiene el centollo complejo de camaleón? Su caparazón está cubierto por algas y esponjas para así poder protegerse de los depredadores. Mide alrededor de 20 centímetros. Se considera el marisco gallego por excelencia, lo que se ve reflejado en su elevado precio.
  1. ¿Gansos o percebes? Durante mucho tiempo, circuló el mito de que algunas especies de gansos eran una metamorfosis de los percebes. En la Edad Moderna se desmintió tal mito haciendo referencia a que se divulgó para poder saltarse el ayuno de carne durante la Cuaresma. Es muy difícil pescar este tipo de marisco ya que residen en zonas de acantilados con fuerte oleaje.
  1. Las almejas, las abuelas del lugar. Se dice que las almejas pueden vivir aproximadamente 200 años. ¿Te imaginas?
  1. ¿Tenazas en las langostas o en los bogavantes? La diferencia entre estos dos tipos de marisco reside en sus tenazas. Mucha gente se confunde y al final va a un restaurante y no sabe cuál de los dos mariscos está pidiendo. Para que nunca vuelvas a dudar, el marisco con tenazas es el bogavante.
  1. El marisco más caro del mundo está en Galicia. El abalón u oreja del mar, es el marisco más caro del planeta. Este se cría en las granjas de Rías Baixas. Sus depredadores son los cangrejos y las estrellas de mar. Se trata de un caracol de mar de una sola concha.

Ya que no todo el mundo puede permitirse viajar a Galicia para comprobar su calidad y sabor, en Saraiba nos encargamos de traerte el mejor marisco gallego a la mesa.

¡Visítanos y saborea la calidad gallega en Madrid! ¡Reserva ya!

Parque_Retiro_secretos_blog_saraiba

El Retiro y sus secretos

El barrio del Retiro es uno de los más concurrentes de Madrid. Los hoteles y los bares presentan sus más delicadas y exquisitas galas destacando entre el bullicio de la gente.

Si vives en Madrid seguro que conocerás el Parque del Retiro, el núcleo del barrio. Si estás de visita en la capital, es un lugar que no te puedes perder. Se trata de un parque público con un jardín histórico inmenso. Es un buen sitio para perderse, ya sea solo o en compañía. Entre árboles, fuentes, palacios y lagos, deja volar tu imaginación y adéntrate en la magia que desprende este lugar.

El Palacio de Cibeles, antes denominado Palacio de Telecomunicaciones, es otro edificio que sobresale en esta zona del Madrid histórico. Con su elegante fachada blanca, se sitúa al lado de la fuente de Cibeles, lugar donde el Real Madrid preside sus celebraciones.

Si te gusta el arte, no puedes prescindir de la visita al Museo Nacional del Prado, uno de los más conocidos y visitados del mundo. Inaugurado en 1819, sus obras de arte están estrechamente vinculadas a la historia de España y gozan de un gran reconocimiento a nivel mundial.

Después de una buena caminata mañanera, a todos nos entra hambre. Puestos a elegir, ¿hay algo mejor que una buena sobremesa de comida gallega? A tan sólo 4 minutos caminando desde el Parque del Retiro, llegamos a nuestro Restaurante Saraiba, donde encontrarás productos frescos gallegos y de gran calidad.

 

¿Quieres disfrutar de una auténtica experiencia culinaria impregnándote de sabores y olores que harán que te transportes a la misma Galicia? Saraiba es tu lugar, ¡reserva ya!

Skrei

Comer Skrei en Madrid

El Skrei es un bacalao nómada noruego. Durante el año vive en las frías aguas del mar de Barents, pero en invierno migra para desovar hacia las islas Lofoten, ubicadas en el norte del país nórdico. El viaje que realiza el Skrei es largo y azaroso por las gélidas y agitadas aguas; para prepararse para este trayecto el Skrei acumula grasa que hace que su sabor sea más intenso y su carne más jugosa que el resto de especies de bacalao.

 

Durante su travesía, el Skrei sufre un aumento de su musculatura, que se traduce en una carne más firme y blanca, junto con un brillo nacarado único. Este tipo de bacalao se caracteriza por su intenso sabor y la gran jugosidad de su carne.

 

 

El Skrei es un pescado de temporada que solo podemos encontrar en nuestros mercados entre los meses de enero y abril. Su comercialización depende de las condiciones climáticas que pueden dificultar el trabajo de los pescadores y la llegada del bacalao a las costas noruegas. Es por ello que se considera un milagro cuando se avista el primer ejemplar de Skrei en las costas del país nórdico.

 

El periódico de El Mundo, Expansión,  o Marca han sido algunos de los medios de comunicación que recomiendan Saraiba como uno de los restaurantes para comer Skrei en Madrid.

 

Si quieres probar el milagro noruego, no dudes en visitarnos. ¡Sólo hasta marzo!

Carne

Parrilla de carbón en Madrid

La parrilla de carbón es una de las técnicas de cocinado más saludables. En nuestro restaurante, es una de las estrellas. Esta técnica es nuestra predilecta para cocinar nuestras carnes de primera calidad por sus numerosos beneficios.

 

Sabor

Gracias a la parrilla de carbón, se intensifican los sabores y aromas de la carne. Además, se consigue una mayor jugosidad de las carnes y un resultado más tierno.

 

Propiedades

Gracias al proceso de cocción largo y lento, los alimentos cocinados en la parrilla de carbón conservan todas sus propiedades y nutrientes como vitaminas, proteínas y minerales, que con otras técnicas de cocinado se pierden.

 

Más Saludable

La carne a la parrilla se cocina en su propia grasa, por lo que no es necesario utilizar aceites ni aditivos. Además, el excedente de la grasa desaparece durante su cocinando, disminuyendo las calorías del producto.

 

En Saraiba, somos expertos en carne a la parrilla de carbón. Si eres un amante de la carne y quieres disfrutar de la mejor carne a la parrilla de carbón en Madrid, no dudes en visitarnos.

 

 

mark-duffel-VQtBAHVRgvc-unsplash

Historia del origen celta de Halloween

¿Sabías que Halloween proviene de una fiesta de origen celta llamada Samhain?

Desde Saraiba, estamos orgullosos de nuestra herencia gallega. Debido a esto y a que se acerca la fecha de su celebración, queremos compartir con vosotros el origen de tan conocida festividad celta.

Esta fiesta celta llamada Samhain, se celebraba entre el 31 de octubre y el 1 de noviembre para festejar el final de la temporada de cosechas. Su etimología proviene del gaélico y significa “final del verano”.

Era conocida como el “año nuevo celta” ya que se pensaba que el año nuevo comenzaba con la estación oscura. El año celta estaba dividida en 2 estaciones: Samonios, que comenzaba tras la lunación de octubre-noviembre y Giamonios, que empezaba tras la lunación de abril-mayo. Es menos conocido el hecho de que este calendario servía como guía para determinar el ciclo agrícola.

Así mismo, la tradición de repartir dulces a los niños desde los hogares proviene originalmente de esta fiesta. Los celtas creían que los Sidhe, o pueblos feéricos también participaban en Samhain. Durante esta celebración, las hadas autorizaban a los difuntos a caminar entre los vivos. Por consecuencia, los vivos dejaban comida fuera de sus casas para mantener los espíritus de los difuntos contentos y alejar a los malos espíritus.

Tras la conquista romana de los pueblos celtas, se calificó las celebraciones celtas de práctica herética, destruyendo gran parte de las tradiciones, cultura y monumentos celtas de la época. La expansión del cristianismo por los pueblos celtas significó que se adaptasen las celebraciones celtas al cristianismo. Esto convirtió Samhain en el día de Todos los Santos, de donde procede el nombre anglosajón de Halloween.

Por último, durante esta celebración era costumbre vaciar nabos para rellenar con velas. Esta tradición desembocó, gracias a los irlandeses, en lo que hoy asociamos con Halloween, las famosas calabazas con velas dentro.

 

 

¡Feliz Halloween!
mejor-restaurante-gallego-madrid

Ser… un restaurante gallego

Que sí. Que mucha filloa, mucho pulpo, mucho lacón con grelos, mucha empanada, mucho marisco… pero después, de gallego, solo el nombre. Muchos presumen, pero pocos son los restaurantes que pueden levantar la cabeza con orgullo y defender que sus raíces proceden de la antigua Gallaecia romana. Porque no basta incluir en la carta o en el menú diario productos o recetas de origen gallego para que un restaurante pueda poner en su local el sello que distingue la calidad que hace que Galicia sea única. Porque ser gallego es mucho más que eso.

Si alguna vez has visitado Galicia sabrás que solo un verdadero gallego es capaz de identificar con exactitud ese noséqué que hace tan especial esas tierras. La calidad de sus productos es indudable. Los mejores pescados, los mejores mariscos, algunas de las mejores carnes y de los mejores vinos se crían o se cultivan en nuestras tierras y se venden en la capital con sello de calidad. Un restaurante que se precie de ser realmente gallego tiene un compromiso firme y moral con ese estándar de calidad. Por eso, nosotros, en Restaurante Saraiba, vamos directamente a los productores locales en Galicia para obtener el mejor producto y también a la lonja de la capital española, Mercamadrid. Porque es ahí adonde se exporta lo mejor de lo mejor de la producción gallega. Por eso, cada mañana, ahí está Daniel, el jefe del restaurante. Cuando los primeros rayos de sol apuntan al alba  acude a Mercamadrid para seleccionar siempre todos los productos y llevarlos a la mesa de nuestro restaurante.

Tener la mejor materia prima no basta, hay que saber elaborar las recetas y, a veces, contar con la maestría de añadir toques de vanguardia e innovación sin hacer desaparecer la esencia y la tradición.

Muchos comensales acuden a un restaurante atraídos por el cartel de «gallego» y alguien puede pensar «¡qué bien!, ¡qué rico todo!». Pero, la gran pregunta es: ¿realmente es gallego? Y los que somos del Norte somos de paladar exigente, no podemos negarlo; y nos gusta comer. Así que, distinguimos rápidamente un buen pescado, que un marisco está bien o mal cocinado, si el pulpo está en su punto o si en el plato hay más cachelos de los que debería. Algo que, por cierto, nunca nunca pasaría en Galicia.

Además de la calidad, del contenido del plato y de la receta, que el restaurante esté regentado por un gallego es una garantía de que realmente la identidad del local es gallega. Alguien que no haya vivido en Galicia, que no haya mamado desde pequeño la cultura gastronómica de nuestra tierra, no puede hacer más que replicar una receta. Lo hará mejor o peor, pero nunca podrá ponerle ese regusto a morriña y a terras meigas, trasladarte a ese mundo en el que los olores, los sabores, los vinos, los pescados, los mariscos… se funden en un todo para crear algo inigualable, algo que dentro o fuera de tierras gallegas es claramente reconocible. Y eso es algo que sabemos hacer muy bien en Restaurante Saraiba.

Si vas a un restaurante que presume de ser «gallego» y no te traslada un poquito de morriña de la que todos los gallegos llevamos en el corazón y en el paladar cuando salimos de esa esquina del noroeste de España, algo falla. Porque en el ser o no ser gallego, o se es o no se es. No hay medias tintas.